Inyecciones para abortar: todo lo que necesitas saber

En muchas ocasiones tomas contacto con foros de discusión en internet para pedir consejos o soluciones fáciles a problemas de salud, convirtiéndote en el blanco perfecto para redes de fraudes y estafas que son, en muchas ocasiones, nocivas para la salud.

Es el caso de las ‘inyecciones para abortar’, unas inyecciones que supuestamente interrumpen el embarazo y que, no solo son ilegales, sino que son muy dañinas para la salud pero que, sin embargo, están teniendo una gran repercusión. Esto suele ocurrir porque se dan casos en los que por problemas económicos, por legislaciones de un país o por pudor, o bien por tratar de conservar su intimidad; las mujeres no se atreven a acudir a un centro especializado y tratan de encontrar en estos foros la solución a la interrupción de su embarazo sin plantearse siquiera las enormes complicaciones que esto puede acarrear, tanto para la madre, causando daños irreparables, como para el feto, porque en la mayoría de los casos la interrupción no se producirá, pero sí puede ocasionarle evidentes malformaciones.

inyecciones_para_abortar_abortivas

Tipos de inyecciones para abortar

Existen diferentes tipos de inyecciones que se comercializan de forma totalmente ilegal a través de páginas y anuncios en internet, y ninguna de ellas interrumpe el embarazo d forma segura. Estas falsas inyecciones para abortar suelen estar compuestas de los siguientes fármacos:

– Metotrexato. Este fármaco es utilizado en tratamientos contra el cáncer o para embarazos que se encuentran ubicados fuera del útero, pero nunca como un método de interrupción del embarazo seguro y legal.

– Otro método que suele aparecer en internet son las inyecciones anticonceptivas hormonales que no debemos confundir con inyecciones para abortar, ya que en ningún caso sirven para interrumpir el embarazo, sino que es un método anticonceptivo.

– También se habla de un tipo de inyecciones compuestas por mifepristona, un fármaco que sí es utilizado para la interrupción del embarazo, pero que no existe en formato inyectable ni se utiliza con inyecciones para abortar, ya que únicamente puede recetarse por vía oral, por tanto, no existe ningún tipo de inyectable compuesto a base de este fármaco.

Además, la mifepristona ayuda a la dilatación del cuello del útero, pero no induce a la expulsión de la gestación, ya que de esto se encarga el Misoprostol. Por ello, en el proceso de aborto farmacológico se suministrarán estos dos fármacos: primero con una dosis de Mifepristona y, luego, con otra de Misoprostol, 24-48 horas después.

Por tanto, las inyecciones para abortar no solo constituyen una estafa para las mujeres, sino que se trata de un delito contra la salud pública ya que pueden tener contraindicaciones para la salud de las mujeres, además de no estar supervisado por un médico profesional.

 inyecciones_para_abortar

¿Qué métodos legales y seguros existen para abortar?

En la mayoría de países, la interrupción del embarazo es libre y voluntaria hasta un tope máximo de semanas, que suele ser la semana 14 de gestación. En el caso de las menores de 18 años, normalmente tendrán que acudir acompañadas de su tutor legal. La interrupción se llevará a cabo en los centros acreditados para realizar esta práctica por cumplir con los requisitos y la legislación vigente de cada país.

Existen diferentes metodos para abortar. En la mayoría de países la legislación solo permite dos formas legales y seguras de interrupción del embarazo: el aborto farmacológico y el aborto quirúrgico, que deberán realizarse siempre en una clínica acreditada por el Ministerio de Sanidad bajo la supervisión de un médico profesional, por tanto, las inyecciones para abortar no están contempladas legalmente.

El método será elegido por el personal especializado teniendo en cuenta las semanas de gestación o las dificultades que puedan producirse. Además de la seguridad de este tipo de tratamientos, siempre irá acompañado de un equipo humano y profesional que sabe el delicado momento por el que estás pasando y que, por tanto, tratará de brindarte el mejor trato y delicadeza posible, además, de la máxima discreción.

En resumen, los métodos legales de interrupción del embarazo son:

– El aborto farmacológico se aplica antes de la semana 7 de gestación y se suministra al paciente siempre bajo supervisión médica. Este método se llevará a cabo bajo la prescripción de un tipo de medicamento vía oral que será decisión del doctor teniendo en cuenta las necesidades de cada paciente. Como hemos dicho anteriormente, los fármacos que suelen emplearse son el misopristol y la mifepristona, que es uno de los fármacos que se utiliza de forma incorrecta en las inyecciones para abortar.

Normalmente, este tipo de abortos no suele presentar complicaciones, aunque sí es cierto, que como cualquier medicamento puede provocar náuseas o dolores similares a los que se dan en el periodo de menstruación.

– El aborto quirúrgico se aplica a partir de la semana 7, cuando el método farmacológico ya no tiene efecto sobre el feto.

Este aborto puede realizarse mediante varias técnicas entre las que decidirá el profesional dependiendo de las semanas de embarazo y condiciones de cada paciente. Para esta técnica, podrá emplearse la sedación total o, bien, una anestesia local.

Tal y como has podido leer, las inyecciones para abortar no son una opción ni legal, ni segura para tu salud. Recomendamos acudir a una clínica de confianza, en la que los médicos profesionales tratarán de asesorarte en todo el proceso, además de ofrecerte el trato más profesional, cercano y delicado que necesitas en este momento tan sensible.

Recent Posts