Pastillas para abortar: ¿Qué son?, ¿Cómo utilizarlas?

De entre los numerosos métodos para abortar que existen, uno de los más empleados es el de la interrupción del embarazo mediante pastillas para abortar o pastillas abortivas. Quizá sea por su elevado porcentaje de éxito o por tratarse de un procedimiento mucho menos invasivo que una operación quirúrgica. Sea como sea, en este texto detallaremos todo lo que envuelve a las píldoras abortivas, sus efectos, procedimientos, tipos de pastillas, su composición y demás aspectos.

pastillas_para_abortar_abortivas_

¿Qué son las pastillas para abortar?

En función del país en el que nos encontremos existen unas u otras terminologías para hacer referencia a las pastillas utilizadas para abortar. Pastillas abortivas, píldoras abortivas, pastillas de interrupción del embarazo, aborto químico, fármacos para abortar… todas hacen referencia al mismo procedimiento: el método farmacológico.

Las pastillas para abortar son medicamentos que tienen como función forzar la interrupción de un embarazo de manera voluntaria. Se trata, por tanto, de uno de los recursos abortivos que existen junto a los métodos caseros y los que pasan por la intervención quirúrgica.

 

¿Cuándo se pueden emplear las pastillas abortivas?

Este método abortivo se emplea en las primeras semanas de embarazo. Se trata de un procedimiento que fuerza el aborto de manera natural, es decir, provoca que el cuerpo de la mujer rechace el embrión sin necesidad de una intervención quirúrgica. Por tanto, es vital que el tamaño del feto sea reducido para poder obtener éxito sin mayores problemas.

Las pastillas para abortar o pastillas abortivas son totalmente eficaces en las primeras siete semanas de gestación. Las hay de diferentes tipos en función de la semana de embarazo, no obstante, sea cual sea la que se emplee, el éxito ronda el 95%, siempre que se efectúe en las primeras siete semanas de embarazo.

Incidimos en esta cifra porque puede ser que encuentres clínicas que te ofrezcan la posibilidad de abortar a través de estos fármacos. Has de saber que las probabilidades de obtener un aborto exitoso y sin ningún tipo de problema decrecen considerablemente. Por tanto, debes ser consciente de que a partir de la séptima semana ese 95% de éxito se reduce notoriamente. No tomes riesgos y opta por el método quirúrgico si ya has superado esa cifra.

 

¿Por qué decantarse por las pastillas para abortar?

Existen diferentes métodos para abortar, pero son muchas las razones por las que abortar a través de estos fármacos puede resultarte la mejor opción:

– Las pastillas abortivas tienen un éxito que supera el 95% en los casos de embarazos menores a siete semanas.

– El proceso de interrupción del embarazo mediante pastillas para abortar es menos invasivo que la intervención quirúrgica.

– Se asemeja más a un aborto natural.

– Es programable, se puede provocar el aborto para el fin de semana, por ejemplo.

– Se puede efectuar en la intimidad del hogar.

– Presenta menos riesgos debido al reducido tamaño del embrión.

 

Proceso para interrumpir el embarazo mediante las pastillas para abortar

A continuación, definiremos los pasos a seguir para que tu proceso sea el adecuado y consigas reducir al máximo todo tipo de riesgo.

1. Debes hacer un ejercicio de reflexión

Antes de tomar cualquier decisión respecto a qué tipo de aborto someterse ya sea con pastillas para abortar o con cualquier otro método, es importante reflexionar acerca de lo que implica inducirse un aborto intencionadamente. Es importante que te informes, sopeses todas las consecuencias, los efectos secundarios y, como no, los riesgos a los que te puedes estar enfrentando.

Una vez hecho ese ejercicio de reflexión, consultado con tus allegados y meditada tu respuesta razonándola con argumentos, si continúas estando dispuesta a abortar entonces estarás preparada para iniciar el procedimiento abortivo.

2. Acude a un médico

Puede que tu primer impulso sea buscar métodos caseros para inducirte un aborto en casa. Obviamente, te pedimos que, por tu seguridad, no te apliques ningún remedio natural ni consumas pastillas para abortar sin la supervisión de ningún profesional.

Antes es importante acudir a un médico. Éste en primer lugar deberá revisar tu historial médico y posteriormente deberá resolver todas tus dudas; él te asesorará y te informará de tus opciones. Si llevas pocas semanas de gestación, entonces te aconsejara acerca de las pastillas abortivas y te redirigirá a una clínica especialista en estos procedimientos.

3. Solicita cita en una clínica privada

En una clínica privada, como buenos profesionales que son, te asesorarán, revisarán tu historial médico detalladamente e intentarán que tu estancia allí sea lo más placentera posible.

Si te sientes incomoda, no te inspiran confianza o crees que no te han aportado la suficiente información, recurre a otra clínica. Existen muchas y muy buenas, así que no fuerces nada.

Si, por el contrario, optas por seguir adelante, entonces te informarán sobre tus opciones, incluido el uso de pastillas para abortar. Después de un análisis médico comprobarán las semanas de gestación y te asesorarán acerca de los procedimientos a los que podrás acogerte para forzar un aborto.

4. Abortar empleando fármacos

En el caso de que tu opción sean las pastillas para abortar, desde la clínica te facilitarán el consumo y sus pasos. Existen varios procesos para consumir el Misoprostol, uno de los medicamentos más empleados.

_pastillas_para_abortar_abortivas

El primer procedimiento cuenta con los siguientes pasos:

– Se introducirán cuatro pastillas abortivas de Misoprostol de 200 mcg (microgramos) en la parte inferior de la lengua. No deberás tragarlas, simplemente aguardar a que se disuelvan durante aproximadamente una media hora y, pasado ese tiempo, tragarlas.

– Una vez tragadas, deberás esperar tres horas para repetir el procedimiento. Volverás a colocar cuatro pastillas para abortar de 200mcg bajo tu lengua y esperarás 30 minutos antes de tragarlas.

– El último paso será similar. Tres horas después de ingerirlas volverás a repetir el procedimiento. También tienes la opción de introducirlas en tu vagina.

Notas importantes: unas horas después de la primera dosis la embarazada empezará a sangrar y sufrir calambres además de dolores. Debes ser consciente que estás provocando un aborto, por lo que el dolor será intenso y el sangrado más fuerte que el de una menstruación normal. Si se trata de un embarazo de más de 4 semanas, es fácil que puedas ver el saco embrionario, reconocible fácilmente por su color, algo diferente al de un coágulo.

Si después de la tercera dosis no sangras, el aborto ha sido fallido.

El segundo procedimiento, el más empleado en clínicas, consta de los siguientes pasos:

– En la clínica te facilitarán las pastillas para abortar o pastillas abortivas que se encargarán de bloquear la creación de la hormona progesterona. Ello implicará que el revestimiento del útero se desintegre, acabando así con el embarazo. Además, te suministrarán también antibióticos dado que se trata de un proceso doloroso.

– Deberás esperar al menos 48 horas para continuar con el procedimiento. Generalmente suelen ser tres días, el tiempo necesario para que el organismo se adapte adecuadamente. Transcurrido ese tiempo, volverás a la clínica.

– Procederás de nuevo a la ingesta de pastillas abortivas o pastillas para abortar, concretamente de un segundo fármaco que se encargará de vaciar el útero. Provocará contracciones desencadenando así el sangrado y la evacuación del embrión.

– Posteriormente, se realizará un minucioso seguimiento para asegurar el éxito del aborto y, de no ser así, tomar las medidas pertinentes.

Notas importantes: este procedimiento tiene la capacidad, como los anteriores, de programar el aborto de manera que la etapa de las contracciones y el sangrado se puedan dar en la intimidad del hogar. Al tratarse de un procedimiento doloroso y, para algunas mujeres, algo traumático, supone un punto a favor poder abortar en casa. Algo que solo empleando pastillas para abortar es posible de forma segura y controlada.

Por último, incidimos en un tercer procedimiento. Éste método emplea el Cytotec y su ingesta, a diferencia de los anteriores no es oral, es vaginal. Consta de dos fases, que se traducen en dos dosis de 800mcg de misoprostol.

– El primer paso consta de introducir cuatro pastillas abortivas en la vagina de la abortista. Deberán ser ubicadas en lo más profundo de ésta, aproximadamente donde comienza el útero puesto que solo así garantizará resultados.



– Pasadas las 24 horas, se repetirá la operación. Se introducirán 4 pastillas para abortar más en la vagina, lo más próximo posible al útero. Justo después de la segunda introducción de estos medicamentos, darán comienzo los dolores, principalmente centrados en el vientre. Posteriormente, el sangrado.

Nota importante: resultará vital realizar posteriormente un análisis para corroborar que el aborto se ha efectuado de manera adecuada y que no quedan restos de ningún tipo que puedan provocar infecciones y, por tanto, posteriores problemas.

5. ¿Qué pastillas para abortar existen?

Como ya hemos ido mencionando anteriormente, el fármaco que se emplea en las pastillas abortivas es el Misoprostol. Su función principal no es otra que la de prevenir y tratar úlceras de tipo gástrico o duodenales. No obstante, también tiene la capacidad para inducir el parto a mujeres que están cerca de dar a luz y, gracias a estos químicos, logra forzar contracciones en el útero gracia a su efecto dilatador. Si se combina con otros fármacos como la mifepristona o el RU-486 puede forzar abortos.

El Misoprostol es la denominación genérica, se trata de las pastillas para abortar por excelencia. Sin embargo, su nombre puede variar en función del país. Son conocidas también como misotrol, mibetec, cyrux, arthrotec, cyprostol u oxaprost, entre otros. Aunque seguramente, si ya te has adentrado en este mundo, puede que conozcas a las pastillas abortivas por el nombre de Cytotec. Esta denominación es la más comercial en países de América Latina.

A parte de los nombres que hemos mencionado ya, recomendamos la lectura de la siguiente lista donde podrá encontrar otras denominaciones en forma de marcas A continuación, os facilitamos esta clasificación de marcas de píldoras abortivas y sus respectivos países:

– Chile: Misotrol

– Argentina: Oxaprost

– España: Misive y Misofar

– Brasil: Prostokos

– Méjico: Cyrux

– Colombia: Cytil

– Peru: Misoprolen

– Venezuela: Artrotec

6. ¿Cuándo NO tienes que emplear pastillas para abortar?

Efectuarse un aborto con cualquier método, incluido las pastillas abortivas, conlleva un cambio radical en tu organismo. Por ello, debes saber cuándo podrás recurrir a este método. Te damos algunas claves básicas:

– Obviamente, saber que estás embarazada. Asegúrate haciéndote el test de embarazo y ecografías. Muchas veces lo que aparenta ser un embarazo no lo es.

– Cuando tu embarazo sobrepase las siete semanas. Como hemos explicado, el éxito de la operación se reduce considerablemente. Máximo 10 semanas, sobrepasadas éstas ni se te ocurra intentarlo pues el embrión será demasiado grande.

– No intentes aplicarte las pastillas para abortar sin supervisión médica.

– Prohibido todo tipo de consumo de alcohol y drogas durante el tratamiento.

– Este proceso deberá ser empleado en el caso de que haya posibilidad de un fácil traslado a un centro médico u hospital fácilmente. Si se complica deben haber las máximas facilidades para solucionar cualquier tipo de problema.

– Puede darse el caso de que la paciente ya haya experimentado con el Misoprostol u otra prostaglandina. Si es así y ésta ha tenido problemas alérgicos, queda terminante prohibido su uso por la facilidad de otro brote similar.

7. Legalidad de las pastillas para abortar

Por último, un factor crucial para someterse a una interrupción voluntaria del embarazo, incluso con el método de las pastillas abortivas, se trata del pleno conocimiento de la legislación vigente en el país de residencia. Existen muchos casos en los que la legislación permite todo tipo de abortos, sea por las motivaciones que sean. Otros casos que, por factores conservadores y, generalmente, por influencia religiosa, todo tipo de aborto está prohibido. A continuación puedes ver un mapa con la legalidad del aborto en los diferentes países del mundo.

pastillas_para_abortar_abortivas_

Si quieres ver el mapa con los diferentes niveles de legalidad del aborto en el mundo click aquí para descargarte toda la información al respecto.

En los casos de Venezuela, Paraguay o Panamá, por ejemplo, todo tipo de interrupción del embarazo incluidas las pastillas para abortar estará prohibida a menos que la vida de la embarazada corra peligro. Más extremos son en Honduras o Haití, donde la legislación prohíbe totalmente cualquier tipo de aborto. No obstante, en estos estados, aunque no se contemple en la ley, cuando la embarazada corre peligro se suele abortar. Queda justificado ya que una vida se encontraba en peligro.

En el lado opuesto, países como España, Alemania, Cuba, Puerto Rico, Francia, Portugal, Italia o Países Bajos, entre muchos otros, contemplan el aborto sin ningún tipo de restricciones. Algunos como España, en los casos en que las embarazadas son menores de edad, se requiere de una autorización paterna.

En un punto intermedio, las pastillas para abortar podrían ser empleadas en los casos en que la salud mental de la mujer pueda estar en peligro en el caso de seguir con su embarazo además de, por supuesto, cuando su vida corra peligro. Argentina, Bolivia, Costa Rica, Perú o Ecuador son algunos de los países con esta legislación.

No obstante, insistimos siempre, rodéate de profesionales que te asesoren y te conduzcan hacia las mejores soluciones.

Esperamos que esta completa guía te haya sido de utilidad y hayas podido resolver todas tus dudas acerca del uso de las pastillas para abortar o pastillas abortivas.

 

Recent Posts